ALOCUCIÓN DEL 3 NOVIEMBRE

ALOCUCIÓN DEL 3 NOVIEMBRE

Buenos
días educadores, padres y madres de familia, estudiantes, público en general.

Para mi
es un verdadero honor el dirigirles la palabra en este acto conmemorativo del 3
de noviembre de 1903.

Fueron
17 los intentos separatistas panameños después de fundada la colonia, la
inquietud independentista nos condujo a la separación de España. Nuestra
vocación de libertad se mantuvo latente durante la época Granadina.

Desmembrada
la Gran Colombia
quedaron unidos en un débil lazo Panamá y Colombia, unión que no fue posible
mantener principalmente por la desidia y abandono del Gobierno Istmeño.

 Los
patricios que actuaron en su momento histórico, que ocuparon el puesto en el
estadio del tiempo que le tocó vivir, se inspiraron en el tradicional
sentimiento nacionalista de los pueblos y reclamaron a la humanidad el derecho
natural que la Patria,
llamada Panamá tiene reservado en los espacios de los pueblos del mundo, la
franja geográfica por donde habría de construirse un canal, es patrimonio de
esta nación así lo entendieron los próceres y así lo aceptaron los panameños.

El 3 de noviembre de 1903 tuvo lugar la
proclamación de la independencia en la ciudad de Panamá, decisión que halló
inmediatamente respaldo en el resto del país y los panameños de consumo
declararon este territorio como un Estado independiente y soberano con el
nombre de la República de Panamá.

La
redacción del documento histórico ( Acta de Independencia del Istmo ), que
contiene esta proclamación fue encomendada en la mañana del histórico día 3,
por el propio jefe de la revolución, Don José Agustín Arango, a un eminente
jurista panameño de figuración destacada en la vida política del país, el Dr.
Carlos Antonio Mendoza, prominente figura del Partido Liberal istmeño.

Los panameños celebramos hoy, 3 de
noviembre, la fundación de la
República cuando nos separamos de Colombia en 1903. Nuestra
unión a este país fue voluntaria, puesto que Panamá declaró su verdadera
independencia el 28 de noviembre 1821, cuando se liberó de España.

Alrededor de nuestra separación se han
manifestado diversas opiniones, pero lo importante es que nació una nueva
República, hoy consolidada ante el concierto de las naciones del orden.

 

 

 

Esta entrada fue publicada en ALOCUCIONES. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s